Angiografía con Fluoresceína

Angiografía con Fluoresceína

Angiografía con Fluoresceína

ANGIOGRAFÍA CON FLUORESCEÍNA

La angiografía con fluoresceína es un procedimiento diagnóstico que permite tomar fotos de los vasos sanguíneos de la retina y la coroides para evaluar su funcionamiento. Para visualizar estos vasos, se utiliza un medio de contraste llamado FLUORESCEÍNA, el cual se inyecta en una vena del brazo del paciente. La cámara fotográfica especial, denominada cámara retinal, permite ver el paso del contraste por los vasos sanguíneos y permite detectar alteraciones en la perfusión de los tejidos que se presentan en patologías tales como la diabetes, oclusiones vasculares, degeneración macular relacionada con la edad, entre otros. Para realizar este estudio, se requiere la dilatación de la pupila, mediante la instilación previa de gotas.


¿QUÉ  PREPARACIÓN REQUIERE LA ANGIOGRAFÍA CON FLUORESCEÍNA?

Para esta prueba es necesario:
 

  • Quitarse anteojos y/o lentes de contacto antes del examen.
  • La alimentación para el día del examen debe ser ligera.
  • Suspender la administración de medicamentos en caso de que puedan afectar el estudio.
  • Informar al personal responsable del estudio sobre cualquier tipo de alergia que se tenga, en especial, reacciones al yodo. 
  • Ir acompañado por un familiar, ya que la visión puede estar borrosa hasta por 12 horas después del examen.
  • Comentar al médico la posibilidad de estar embarazada.
  • Leer y firmar el consentimiento informado por escrito.