Desprendimiento de Retina

Desprendimiento de Retina

Desprendimiento de Retina

DESPRENDIMIENTO DE RETINA

La retina es la estructura que recubre el interior del ojo, y está formada por células y fibras nerviosas encargadas de percibir los estímulos luminosos y transmitir la información visual al cerebro. Las células de la retina están dispuestas en capas y cuando las capas más superficiales se separan del epitelio pigmentario, acumulándose líquido en este espacio, hablamos de desprendimiento de retina.

Al desprenderse, la retina no funciona adecuadamente, lo que se traduce en una disminución de la agudeza visual. El tratamiento del desprendimiento de retina es quirúrgico, y la premura con la que se realice se relaciona directamente con el pronóstico visual.

El desprendimiento de retina puede obedecer a múltiples causas, entre ellas las más frecuentes son los traumatismos, desgarros y agujeros y la retinopatía diabética.

El tipo de cirugía que se realiza, depende de la causa que originó el desprendimiento de la retina y generalmente combina varias técnicas, entre ellas la colocación de implantes por fuera del ojo para facilitar el taponamiento de los desgarros, la vitrectomía o extracción del humor vítreo que se encuentra dentro del ojo, la reaplicación de la retina mediante el uso de sustancias especiales, la aplicación de láser y la utilización de sustancias como el gas o el aceite de silicón.

La evolución postoperatoria dependerá de la respuesta inflamatoria del paciente y de las patologías asociadas, que en algunos casos predisponen a la formación de proliferación vítreo retiniana que puede causar tracción e incluso la recidiva del desprendimiento.