Desprendimiento de Retina

Desprendimiento de Retina

Desprendimiento de Retina

Desprendimiento de Retina:

¿Qué es la retina ?

La retina es una estructura interna del ojo, conformada por diferentes capas de célula, encargadas de recibir los estímulos luminosos que entran al ojo y transformándolos en impulsos que viajan al cerebro para que podamos recibir imágenes y colores.

¿Qué es un desprendimiento de retina?

Cuando las capas más superficiales de la retina se separan o desprenden de la capa más basal, denominada epitelio pigmentario de la retina, estamos ante la presencia de un desprendimiento de retina. Esta patología puede originarse a raíz de agujeros o desgarros retinianos, puede estar relacionada con enfermedades sistémicas que producen tracción del tejido o exudación de líquido, miopía alta o consecuencia de un traumatismo ocular.

¿Qué síntomas prodeuce el desprendimiento de retina?

El desprendimiento de retina no es doloroso. Solo se manifiesta con síntomas visuales como la aparición o aumento brusco de moscas volantes en el campo visual, percepción de destellos luminosos o la aparición de una sombra o zona sin visión que generalmente es periférica y avanza progresivamente hacia la visión central (el desgarro comúnmente como una cortina).

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento del desprendimiento de retina es quirúrgico. Dependiendo de la etiología del desprendimiento y del área de retina que se encuentre desprendida, se puede realizar cirugía extraescleral a través del cerclaje, retinopexias neumáticas, vitrectomías posteriores con uso de gas o aceite de silicón, o una combinación de ambas técnicas. En todo caso el desprendimiento de retina se considera una emergencia  el pronóstico visual está directamente relacionado en la premura del tratamiento y al daño que haya sufrido la retina y el nervio óptico.